IMPORTANTE

Se denomina lifting de cuello o cervicoplastia al conjunto de tratamientos de carácter estético cuya finalidad es mejorar el ángulo formado por la mandíbula y el cuello o ángulo cervico-mandibular. Las alteraciones o la pérdida de dicho ángulo pueden ser debidas a varias causas y el tratamiento correspondiente sería:

 

  • Acumulación de grasa en el cuello o papada. La lipoescultura cervical nos es de utilidad para su tratamiento en pacientes jóvenes. En edades más avanzadas, cuando existe flacidez cutánea y exceso de piel, es necesario realizar, además de la lipoescultura, un estiramiento cervical (lifting cervical) para compensar el exceso de piel.
  • Hueso del mentón poco desarrollado o hipomentonismo: su corrección puede obtenerse con la colocación de una prótesis de silicona sólida (mentoplastia de aumento) o con el avanzamiento del mentón y colocación de material de osteosíntesis.
  • Hipertrofia y caída del tejido fibroso del mentón, mentón senil o doble mentón: resección del exceso de tejido, colgajos y plastias del tejido.
  • Alteraciones musculares:  Pueden ser debidas a la inserción baja de los músculos del suelo de la boca o bien a la hipertrofia (aumento de tamaño) y caída de los bordes del músculo platisma o bandas platismales. En ambos casos su tratamiento exige la manipulación de los músculos. Normalmente este tratamiento se realiza en el transcurso de la cirugía del estiramiento cervical (lifting cervical) y consiste en la aproximación de la musculatura para obtener una elevación del ángulo o en la resección de las bandas musculares y aproximación de las mismas.

 

La intervención, si se limita a esta zona, puede ser realizada bajo anestesia local y de forma ambulatoria, es decir, sin internamiento.

 

La cicatriz resultante quedará oculta en la parte inferior del mentón o, en algunas ocasiones, en la mucosa del labio inferior a nivel de la inserción con la encía.

 

Cirugía para hombres y mujeres.

Caso